La población en España

A lo largo de la historia, en España se han producido grandes movimientos migratorios, algunos de los más importantes fueron: la expulsión de los Judíos por motivos religiosos, en el reinado de los Reyes Católicos (1492). Fueron expulsadas 100.000 personas judías. La emigración hacia América en 1492, cuando se descubrió el nuevo continente de América, también supuso un cambio de la población la expulsión de los Moriscos (musulmánes convertidos al Cristanismo), por el rey Felipe III . Fueron expulsadas 300.000 personas.

Ya en el siglo XX, se produjeron dos grandes periodos migratorios:

Hasta el año 1975, España era un pais emigratorio. Tanto dentro de su territorio como hacia el exterior, recibió el nombre exodo rural. La emigración hacia el extranjero se dirigió, primero, hacia América y, más tarde, a Europa occidental. Desde el año 1995, nuestro país es inmigratorio. En el año 2013 residían algo más de 5 millones y medio de extranjeros procedentes de América latina, África, Asia. Las comunidades que acogen el mayor número de inmigrantes son: Cataluña, Madrid, Andalucía y la comunidad Valenciana. 

La población y el trabajo

Una forma de clasificar la población es en relación con el trabajo. En este caso, la población se puede  agrupar en población activa o no activa.                       

LA POBLACIÓN ACTIVA está formada por las personas de 16 años y más que pueden trabajar. Dentro de ella hay dos grupos:              LA POBLACIÓN  OCUPADA, que es aquella formada por las personas que tienen un puesto de trabajo, y reciben un salario.           LA POBLACIÓN DESOCUPADA O PARADA, que es aquella formada por las personas que, habiendo trabajo, se encuentran ahora en paro o lo están buscando por primera vez.                                 LA POBLACION NO ACTIVA está formada por las personas que no pueden trabajar por alguna razón y por las personas que trabajan por no recibir nada a cambio (estudiantes, personas que cuidan de sus familias, discapacitados que no pueden trabajar, jubilados, voluntarios, etc.). En el año 2012, la población activa en España era de algo más de 23 millones de personas. De ellas estaban ocupadas 17 millones de personas y 6 millones en paro.

Manuel, Iñigo, Mario R., Miguel y Alejandro.